Huawei podría estar sin plan B para reemplazar a Android

Huawei ha venido desde hace un tiempo dando mucho de qué hablar, y es que la situación actual de la compañía para el mercado estadounidense está realmente difícil. Dado a la imposición sobre la compañía de un veto económico por parte de Donald Trump, ha boqueado a la misma de realizar acciones o tratos económicos con fabricantes de Estados Unidos.

Huawei no tiene muchas opciones

Recientemente, se dio a conocer sobre el rompimiento de relaciones de Huawei con Google, lo que priva a la asiática de hacer uso del sistema operativo Android en muchos de sus productos. Esto dejó a Huawei corto de opciones de sistemas operativos a emplear de ahora en adelante en sus dispositivos.

HongMeng OS

Y es que, muchos especularon sobre la implantación del HongMeng OS o ArkOS, el sistema operativo desarrollado por Huawei desde el 2012, y que podría superar en ciertos aspectos de velocidad y rendimiento en comparación al Android de Google. Pero tras declaraciones de Catherine Chen, alta ejecutiva de la compañía, aclaró que HongMeng OS no está diseñado para sustituir a Android, ni es una opción para ello.

Esto deja abierto a Huawei a recibir muchas más especulaciones sobre sus opciones a tomar, entre ellas, que las grandes compañías y manufactureras, que le proveen y son consumidores de tecnología de la asiática, hagan presión sobre el gobierno de los Estados Unidos para aliviar o librar del veto a Huawei.

Las relaciones entre Estados Unidos y China se tensan

Y es que en la pasada cumbre G20, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, expresó que posiblemente tomaría decisiones rápidas sobre el caso, y daría una solución satisfactoria para todos. Aunque tras bambalinas, se hace notar la guerra y conflicto económico existente entre Estados Unidos y China, dado a la poca durabilidad que poseen sus relaciones económicas actualmente.

El gran país asiático, es uno de los mayores proveedores de distintos aranceles para los Estados Unidos, por lo que la acción actual del país ha repercutido a diversos tratados que manejan ambas potencias.

Sin una situación del todo clara, es posible que Huawei deba tomar acciones con rápidez, o tener esperanza en que los principales gigantes tecnológicos de USA, hagan de la presión necesaria para el levantamiento del veto impuesto sobre la compañía, y así seguir disponiendo de Android en sus productos, y mantener tratos económicos con compañías como Google, Qualcomm e Intel.

Fuente| LaVanguardia

Leave a Reply